04. Me ha dado bajón por este motivo..

He perdido y tuve que renunciar a 10.000 seguidores, pero no puedo renunciar a ti. ¡Sigo adelante!

¡Hola! 

Han pasado cosas, siempre pasan cosas… ⁣ 
Pero hay avance. ⁣ 
¡Atentas! ⁣ 

Con estas palabras mostraba ayer una imagen en Instagram, una de las redes sociales que más se está usando como mini blog, es decir, un lugar donde escribir, mostrar una imagen y actualizar nuestro proyecto personal. 

También decía que tenía que aceptar una renuncia pues no me habían solucionado el problema.  

Aunque dentro de esa publicación no explicaba nada en realidad, todo el texto forma parte de una información a medias, que no dice nada y  todo puede ser.   

Así lo hice, con un propósito.  

Os pongo la captura de pantalla ( en el blog)   de la red social Instagram, con el enlace a su lugar en la red, por si queréis seguirme desde allí. 

No pongo “Indexado” es decir, no copio la foto aquí, a este espacio que es mi espacio realmente mío porque no tengo garantías que ese “código indexado” sea de mi propiedad, por lo tanto, puede desaparecer en cualquier momento. 

(Aunque al poner el link sale directamente, igualmente hago la captura)

Puedes pensar “pero que dices, ¿a quién puede interesarle esconder esa imagen?  

Para que puedan entender porque hago una gran reflexión os cuento que he perdido totalmente la administración de la página milcentdeu , que llevo esperando dos meses una resolución por parte de Facebook y que simplemente, no hay ninguna comunicación. 

Y es ahí, cuando me di cuenta que es cierto cuando dicen que nos equivocamos al pensar que tenemos administración en las redes sociales. 

El consejo general que yo había seguido es: hay que crear contenido distinto, en videos, texto e imagen, para cada una de las redes que has elegido.  

Bien, pues vamos a hacer unos cambios en todos esos conceptos, pues no me ofrecen fácilmente una copia de seguridad de mis contenidos en una red social. 

https://www.facebook.com/milcentdeu

Es la página que he perdido administración, a veces la encuentro, sin poder acceder, a veces no existe, otras simplemente no cargan. 

Son más de 10.000 seguidoras o seguidores perdidos, sin capacidad por mi parte de poder a visar, por lo tanto, no puedo tener una nota de disculpa.  

No puedo escribir en la página, no sé si es posible hacerlo desde un perfil de visitante. 

He reclamado la administración para poder acceder a un “timeline” desde la creación de milcentdeu, hace más de 10 años. 

Todas sus imágenes, todas sus conversaciones, recuerdos y sobre todo posición en búsquedas, lo que me proporcionaba encuentro en privado con gente interesada en mi trabajo. 

Perder esta página, por lo tanto, es una pérdida de mi marca personal muy importante. 

Pensé en reclamar, en recuperarla. 

Y lo he intentado durante dos meses. No ha sido posible. 

Como un castigo divino, nadie atiende a una solicitud de alguien “poca cosa” como yo. Ya sabemos que los castigos divinos, solo se solucionan si eres un alto cargo.  

¡No quiero decir que soy como Trump y me sacan de antena!  

No es ese tipo de reflexión la que me preocupa. No se trata de no poder poner cierta información por ser inadecuada, poco educada o tan aburrida que no te ponen en tu posición. 

No es eso. No es un fake, no es una falta de libertad de expresión. 

Se trata que con el uso diario de las redes sociales, nos olvidamos por completo que no nos pertenece el contenido que ahí ponemos. Y que hacer ese gesto de poner la foto para que no nos ocupe espacio en el ordenador o móvil, es probablemente, poco seguro. 

En cualquier momento esa foto puede ser borrada y no hay modo de reclamar nada. 

Es la historia de nuestro recuerdo, cuando no tengamos capacidad para recordar, a lo mejor será un recuerdo que no nos pertenece. 

ASÍ QUE ANTES DE RENUNCIAR, PROPONGO CAMBIAR. 

A los 10.000 seguidores de la fan page de Facebook: mis disculpas, no encuentro modo de recuperar la comunicación. Espero que me encuentren aquí y accedan a la nueva página. 

A todos, disculpas, los comentarios, la imagen de mis primeros trabajos… ya no puedo acceder a ello. Lo perdí. 

Puedo recuperar en el disco duro, en archivos antiguos, esa historia.  

Y empezamos de nuevo, sin prescindir de las redes sociales, pero sabiendo que no nos pertenece su contenido, que no son un archivo, son un espejo. No son una caja, son una copia de la caja.  

El archivo hay que guardarlo antes de compartir. 

Parece algo básico, que pocos hacemos. 

La realidad es que no puedo perder el tiempo recuperando una página, reclamando a una atención al cliente que no existe para mí, pues no tengo el suficiente valor (económico) para crear esa necesidad en una red social. 

La nueva página donde compartiré el contenido (aunque anteriormente se escribirá en esta página y en otras que la van a seguir) va a ser en este Link de Facebook. 

https://www.facebook.com/academiadeganchillo

¡Me encantaría poder encontrarte de nuevo!  

Voy a usar este disgusto que me han “regalado” para comunicarme más, para no ser perezosa, para activar mejor mi presencia online y hacerlo de forma positiva. 

Ciertamente, estuve bastante baja de moral, incluso físicamente. 

Han sido muchas penas, tristezas, cambios apresurados, palabras de tensión. 

Este año, ha sido intensamente doloroso. 

Para ti, para mí. 

Para todos. 

Pero hay algo que yo sé hacer y he tenido que usar a veces, pues mi vida ha sido difícil. 

Yo se tener ilusión por las cosas, por muy pequeñas que sean en los peores momentos de tristeza y tensión. 

A veces, me he llegado a ilusionar por la simple cosquilla de la última lagrima tras una noche de llanto. 

Y es mi mejor opción. 

Estar aquí, con vosotras, accediendo a la conciencia de ese don que tengo y hacerlo saber, a mi modo, con lo que tengo. 

Pues he perdido 10.000 seguidoras, también un modo de vivir, cierta seguridad o camino por andar, he perdido poder adquisitivo, amistades, fotos de comida en el Instagram y tardes de tiendas … he perdido muchas banalidades, pero seguramente, contigo, puedo ganar una bonita y duradera amistad. 

Así que te agradezco que me hayas leído y te invito a mi nueva página en Facebook. 

Feliz noche!!!!  

https://www.facebook.com/academiadeganchillo

Si todavía no lo has hecho, no te olvides de suscribirte a la newsletter para estar atenta a lo que tengo preparado para ti!  

Gracias por estar. 

Formulario de suscripción de milcentdeu.com

Interacciones con los lectores

Comentarios

  1. AvatarAna Silva dice

    Hola Montserrat. Que noticia más triste no porque se una página perdida pero sí, por todo el trabajo desarrollo durante años.

    Es cierto que una vez compartas tu contenido en una red social (principalmente Facebook) ya nada es tuyo.
    Una pena pero es la cruda realidad.

    Pero no entiendo como no la puedes recuperar. ¿Te la han eliminado? ¿Te la han robado? O que habrá pasado….
    Claro, seguramente no sabes, si llevas dos meses reclamando y no te contestan.

    Ahí nadie te contesta… créeme…yo también lo he intentado por un perfil que tenía.. Y, si buscas ayuda te desesperas, te pasan de página en página y la ayuda no la encuentras mismo que quieras tú, por tus manos, darle solución.

    El enlace antiguo me va a una página de error, al menos, esto que sirva de ayuda para todas y que de una vez nos enteremos que en las redes sociales no tenemos prioridad sobre nada.

    Un beso y ánimos

    • MontserratMontserrat dice

      Estoy totalmente de acuerdo contigo. Lo primero que me enseñaron cuando empecé a aprender de “mundo online” es que nada de lo que subes a una red social te pertenece .

      ¿pero quien sabe eso?

      Estamos muy informados, pero con la información incorrecta.

      Grandes empresas con las peores soluciones.

      En fin, sabemos que el debate se cae antes de empezar…

      ¡Seguimos adelante! Gracias por la info.

      Un fuerte abrazo, Ana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.